PRIMER DÍA: UNA DESGRACIADA PARADA INESPERADA

8 de la mañana.  El air force one espera junto a la acera de la calle estación. La furgoneta negra de 9 plazas, a la que sólo le falta Mr.T, espera con Chemi, Nacho, Mario y las dos periodistas que nos acompañan hoy (Leticia y Sonia) . Camino a Soria, por la autovía inexistente que ya prometió Quintiliano en su campaña para procónsul, vamos haciendo una larga entrevista de esas en las que se mezcla lo personal y lo político. Después voy repasando titulares, encuestas y comentando la actualidad.

Soria es nuestro punto de comienzo en todas las campañas. Buena gente que sufre el alejamiento físico y mental de los centros de poder de la comunidad. Llegamos a nuestra sede provisional, donde nos esperan militantes y los chicos de la prensa de la ciudad. Canutazo sobre actualidad que logra un buen titular “ Mañueco debe de entender que la junta no se hereda, hay que ganársela “ Café con afiliados y a visitar una de las experiencias más innovadoras y productivas de nuestro sector primario: la asociación forestal de Soria. Unos románticos que recuperan para la producción los montes comunales recomprados por los vecinos durante la desamortización de Mendizabal.

Localizan a todos los descendientes de los propietarios y les proponen un estatuto nuevo y un plan de reutilizar y aprovechar el monte mediante el cultivo de frutos del bosque, el aprovechamiento y limpieza de los mismos y el establecimiento de pequeñas explotaciones que conservan el monte , atraen población y crean empleo de forma rentable. Un montón de ideas para apuntar.

Después vamos camino de Foes donde nos encontramos con los representantes de los madereros de la región y nos cuentan sus discriminaciones con respecto a otras CCAA. La desigualdad, otra vez. Comida con afiliados y el teléfono que hoy no para de sonar. Durante la comida nos enteramos del fallecimiento de Rubalcaba a los 67 años. Pienso en su mujer y en la mía y en todas las horas perdidas. Suspendemos la campaña y ponemos rumbo a Valladolid.

Parada en el Burgo de Osma para saludar a nuestro candidato y disfrutar de su Plaza Mayor. Mientras tomamos una copa cola en una de sus terrazas una mano se posa en mi hombro. Una agradable sorpresa. John, uno de mis antiguos pacientes me ha visto y ha cruzado la plaza para saludarme. Un superviviente y un padre de familia entregado.

Arrancamos para la vía de Ariza cerca de Peñafiel donde paramos a hacer unas fotos en uno de los viejos puentes de hierro de la línea de ferrocarril en desuso. Un rato de calma y de disfrutar de las vistas del Duero, el padre protector de estas tierras.

21:40 llegamos a Valladolid dejo la americana y los bártulos. Cazadora jersey y a tomar una tortilla, un poco de tomate y de queso y una botella de clarete compartida con los amigos. Hora de descansar.